Crecimiento del comercio móvil

Crecimiento del comercio móvil

Una experiencia atractiva de compras en línea es esencial para desarrollar una marca en la actualidad. Con el crecimiento del comercio electrónico, específicamente durante la temporada navideña, el comercio desde dispositivos móviles se está preparando para ser la próxima gran tendencia.

Por primera vez, la navegación web móvil ha superado a la navegación desde computadoras de escritorio, con un 51,3% frente al 48,7%, respectivamente. Cuando se encuentran en una tienda, el 82% de los usuarios de smartphones recurren al dispositivo como ayuda para decidirse sobre los productos, mientras que el 40% de quienes compran usando un smartphone quieren tener una experiencia óptima con información sobre la ubicación de los productos, las ofertas especiales o productos relacionados.

“Si bien la tienda física tradicional todavía expresa el significado central de una marca, una experiencia «verdadera» con una marca no tiene límites para los consumidores”, explica Stephan Schambach, fundador y CEO de NewStore. “Esto puede ser un desafío para los minoristas que se han basado en las tiendas físicas durante años como el único origen de la verdadera experiencia con una marca”.

A medida que los consumidores se vuelven más adeptos a sus dispositivos móviles, esperan tener lo que necesitan en el momento en que lo quieren. Esto puede ser la búsqueda de un artículo para comprarlo en una aplicación o en un sitio web preparado para dispositivos móviles, la localización de una tienda cercana o la necesidad de encontrar códigos de cupones en la caja registradora. En algunos casos, los clientes incluso pagan desde los teléfonos. Muchos minoristas también han incorporado el medio de pago con un clic en sus sitios web, para facilitar el ingreso por única vez de la información de pago por parte de los compradores cuando realizan compras.

Sin embargo, existen factores que pueden limitar la experiencia de compra móvil en comparación con el comercio electrónico. Por ejemplo, la pantalla de un smartphone es mucho más pequeña que la de una tablet o una computadora de escritorio. Además, los sitios que no están optimizados para los dispositivos móviles dificultan y hacen más engorroso el proceso para que los clientes concreten una compra.

A pesar de estas limitaciones, se prevé que el comercio móvil alcance los 284.000 millones de dólares o el 45% del mercado de comercio electrónico total en los Estados Unidos, en el año 2020. En China, se espera que la industria del comercio móvil esté valorada en 1,41 billones de dólares para el año 2019 con más de 1.300 millones de suscriptores móviles. Además, el 65% de los consumidores chinos elige comprar desde un teléfono, al menos mensualmente, en comparación con el 28% en el resto del mundo.

Si bien China puede estar liderando la tendencia del comercio móvil, no hay duda de que el resto del mundo seguirá sus pasos. Los consumidores buscan la satisfacción instantánea y ver, comprar y explorar desde cualquier lugar y en cualquier momento. Los fabricantes y minoristas deben adoptar más estrategias de comercio móvil para brindar una experiencia óptima al consumidor desde la compra hasta la entrega, sin olvidar las reseñas que compartirán en línea.

 

 

 

  •  
  •  
  •